Share

Luego de las intensas lluvias caídas, la LDFSM ha decidido suspender la jornada que estaba prevista para hoy sábado 7 de los menores.

La idea es preservar el estado de las canchas, algunas de ellas necesitaban agua por la gran sequía que azotaba la región.

De esta manera queda liberado el fútbol juvenil y peligran los partidos de mañana domingo en caso de que continúe efectuándose la lluvia prevista por el Servicio Meteorológico Nacional.

La fecha número 3, pasará a jugarse el próximo sábado.

Estamos de acuerdo con la decisión. Y es como dice el refrán: No hay mal que por bien no venga.

Share