Share

El conjunto de Labaroni tuvo un duro compromiso hoy sábado por la tarde, ante Independiente de Chivilcoy. El partido de ida había sido desfavorable para el Rojiverde, al caer 2 a 1 en la visita. De esta manera necesitaba ganar si o sí, pero se dió todo lo contrario: cayó 1 a 0 de local y quedó eliminado.

Por los 64avos de final de la Copa Argentina, San Jorge recibió esta tarde al conjunto de Chivilcoy. Desde las 17 horas y con arbitraje del señor Carlos Gariano, buscó revertir el resultado negativo para avanzar al cuadro principal de la competición.

No le fue nada fácil a un conjunto que estuvo colmado de nervios e imprecisiones ante el paso del tiempo y la desigualdad en el marcador global. El Uruguayo fue quién propuso la tenencia de la pelota durante el encuentro. En la primera parte trató de llegar al arco defendido por Acevedo, con Novero y Mosqueira como banderas del ataque, pero ningún intento terminó con la pelota dentro del arco en sus ocasiones.

El equipo visitante entendió que debía dejar pasar los minutos como pudiese y así fue como empezó a demorar el cotejo ante cada interrupción. Su otro plan estratégico fue defender los centros que caían en su área con dos defensores centrales de gran estatura (aproximadamente 2 metros) y salir de contragolpe.

A los 43′ del primer tiempo, se rompió el 0 a 0. Tras una mala salida defensiva de Vidal de San Jorge, Independiente tuvo la chance con un remate de Tumbessi que contuvo Garella, pero que el rebote quedó a disposición nuevamente de un atacante que envió el centro al área chica y tras un rebote, el balón impactó en la mano de Jesús Espinoza. El juez no dudó y cobró la pena máxima, dándole la posibilidad a los dirigidos por Salvaggio de aumentar la diferencia global. Ante la decisión del árbitro, Atlético protestó unos minutos.

Poco le importó si fue penal o no al hijo del director técnico, Marcos Salvaggio, que en un fuerte remate a la derecha del arquero Garella, estampó el único tanto del partido. 

El segundo tiempo fue un reflejo del primero. A Labaroni se le quemaron las ideas, no supo como derrumbar el muro de defensores rivales y terminó jugando el fulbito sin pisar el área de 18 defendida por Acevedo. Corrieron las agujas del reloj sin ninguna situación clara. San Jorge no aprovechó el aire fresco del recambio (Torres, Montenegro y Duin) y quedó a un paso de enfrentar a un equipo de la máxima división del fútbol argentino. El global fue 3 a 1.

Independiente fue más bicho y ahora enfrentará a Argentinos Juniors en 32avos de final de la Copa Argentina.

Foto: Anyulin Fumero

Así formó CASJ: Santino Garella; Francisco Vidal-Paulo Killer-Emanuel Ferragut-Jesús Espinoza; Andrés Mansilla-José Femenía-Gastón Novero-Marcos Mosqueira- Mauro Cuberli; y Rubén Tarasco

Share